Mercadoni, un Uber para hacer el súper

0
1

Mercadoni, un Uber para hacer el súper

Ir al súper puede ser una actividad complicada y hurtarse horas de nuestro apreciado tiempo. No por nada hay quien está presto a abonar por que alguien más realice esa labor por él. En la Urbe de México el mercado empieza a adquirir fuerza y Mercadoni es entre los jugadores que busca explotar comercialmente esa tendencia.
“Mercadoni es una app y un website dónde puedes solicitar tu súper de las primordiales tiendas de la urbe y te lo entregamos en una hora. Somos un Uber, mas del supermercado”, explica a Forbes México Antonio Nunez, cofundador de la startup y directivo en México.
La compañía, fundada en Colombia en el mes de julio de dos mil quince como una necesidad personal de sus autores por estar ocupados y no tener tiempo para cosas “fútiles” (sin relevancia) , termina de levantar dos millones de dólares americanos (mdd) de Axon Partners Group para fortalecer su operación.
El servicio es sencillo: ingresas a Mercadoni.com.mx, escoges lo que deseas entre los productos libres en las tiendas con las que la compañía tiene acuerdo (diecisiete cadenas de tiendas minoristas y clubes de coste, tal como mercados públicos), la app calcula el volumen de tu pedido y cruza esos datos con tu localización para determinar el tiempo de entrega.
“Queremos optimizar el acceso al súper. Eso quiere decir que deseamos ofrecer mercados públicos, y vamos a estar ofertando más tiendas de bajo costo en la plataforma”, asegura Nunez.

Los desafíos de hacer el súper
“Lo que sabemos es que la gente hace su súper semanal con productos en bultos grandes de un club de costes, cosas de un súper tradicional, productos llenos de frescura de su mercado local y quizás productos orgánicos o bien especializados”, afirma Nunez. Esa tarea, asegura, no es fácil para una persona común, pues toma un buen tiempo. Y esto puede solventarse dedicándole dos minutos a cada adquiere en una aplicación.
Sin embargo, desde el ángulo de la logística el reto es notable. “Para nosotros es de suma importancia ofrecer una entrega puntual, que puedas abonar con terminal cuando recibas tus productos, que puedas devolver tu adquiere si hay algo mal con ella”, afirma el directivo.
Nunez tiene solo veintisiete años, mas ha amontonado experiencia durante su carrera. Este economista portugués trabajó en McKinsey en Europa y Asia, y ha comenzado empresas en Asia, Australia y Sudamérica, entre estas el portal de y también-commerce Linio, del que es cofundador y accionista.
En México, explica, la compañía tiene cuarenta y cinco empleados, la mitad de ellos dedicados al área de la Felicidad del Consumidor, “Que ineractúa con el cliente del servicio y se cerciora de que la experiencia de adquiere sea memorable”, mas  el grueso de la operación son sus cuatrocientos cincuenta “personal shoppers”, un pool de compradores que aprovechan la agregación de pedidos mediante la plataforma tecnológica que produce sendas de adquiere y distribución.
El tiempo de entrega aproximado es de una hora, dependiendo el pedido. El sistema toma en consideración la localización del usuario, la de las tiendas que escoge y el número de productos en la canasta, y calcula el mínimo de tiempo en que es posible dar.
Los 2 desafíos más grandes son:
Tener un shopper cerca de una tienda. Eso es válido para todos y cada uno de los puntos de la urbe en los que opera: Álvaro Obregón, Miguel Noble, Benito Juárez y Cuauhtémoc, un tanto de Cuajimalpa y Coyoacán. Para ello se precisa saber en tiempo real en dónde se encuentra cada uno de ellos de ellos y qué hace para mandarlo a la tienda más eficaz y asegurar que sea veloz.
Hacer sendas programadas. Mercadoni debe adquirir lo que hay en todos y cada lista para dar a la mayor brevedad, mas asimismo para dar lo que sus usuarios solicitaron para entrega en un horario programado. “Generar sendas de distribución eficaces que me dejen añadir múltiples pedidos y dar a múltiples clientes del servicio, eso es exageradamente complicado y también importante”, afirma Nunez.
La entrega puntual es esencial, mas el usuario asimismo espera poder abonar con terminal cuando recibe sus productos. “Mi target no es la persona que ya adquiere online desde hace diez años; lo que deseo es que cualquier persona pueda sentirse cómoda de solicitar su súper, percibir y abonar cuando lo reciba, y si tiene algún inconveniente, no lo paga”, asegura el portugués.
Un súper mercado

Algunos piensan que el mercado de las tiendas de comestibles y supermercados en Latinoamérica tiene un valor que fluctúa entre los cuatrocientos con cero mdd y los seiscientos con cero, y un quinto del total corresponde a México. “Llevar 1 por ciento de esa cantidad implica una ocasión millonaria, y es a lo que apuntamos. Es un espacio exageradamente bien difícil de apresar, mas es una enorme oportunidad”, asevera Nunez.
En México, la competencia es cada vez mayor. Mercadoni debe hacer frente no solo a las propias tiendas que entran al segmento por medio de su página o bien de una aplicación, sino más bien asimismo de Rappi (enfocada en las compras veloces) y de Cornershop, su competencia más directa.
“Nosotros nos posicionamos en el mercado de entrega inmediata trabajando con las tiendas locales, mas asimismo deseamos asistir a las tiendas a moverse a on-line, para ser esta solución que suprima las barreras físicas de las tiendas. Nosotros sabemos de qué manera vender on line, podemos ser su aliado para lograrlo”, asegura.
La ocasión es significativa. Conforme con cifras de Nielsen, a sesenta y cuatro por ciento de los millennials le agradaría poder hacer compras por medio de un mercado virtual (dieciocho por ciento ya lo hace), para la generación X esas cantidades son de sesenta y uno y diez por ciento , respectivamente.
Hasta el momento, la aplicación tiene más de ciento cincuenta con cero instalaciones y espera que la inyección de capital de Axon le asista a expandir sus operaciones en México y Colombia.
A este respecto, Nunez es claro: “Queremos escalar el negocio y sostener la consistencia de nuestro servicio. Es muy simple escalar una startup y es aún más simple entregar una experiencia horrible al cliente del servicio. El noventa por ciento de nuestro tiempo este año lo dedicaremos a desarrollar la tecnología que nos deje dar a tiempo a clientes del servicio que nos den siempre y en todo momento cinco estrellas y afirmen ¡wow!”
Pese a que el expertise adquirido con el tiempo podría asistirle a entrar en ese segmento, la compañía no tiene ambiciones de transformarse en un Amazon en el futuro: “No nos vemos como alguien que sabe manejar inventario, que sabe adquirir y vender productos, que ayuda a los retailers a migrar al planeta en línea. No tenemos la ambición de tener stock, mas sí nos vemos en muchas categorías al tiempo.”
Lo que sí tienen es una misión clara, mantiene Nunez : “Queremos democratizar el acceso al súper. Eso quiere decir que deseamos ofrecer mercados públicos y vamos a estar ofertando más tiendas de bajo costo en la plataforma.”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here